Imprimir
Visto: 658

La Navidad, tiempo para experimentar la gratuidad de Dios y su Amor entrañable, finítamente cercano e infinitamente perdurable.

Que el año 2018, que hoy comenzamos sea el año denuestra apertura a experimentar más y más la gratuidad de Dios.

Dejémonos sorprender por su Amor y su Misericordia que nos convertirá en sus testigos llenos de verdad y bondad.

Dejémonos acompañar por nuestra Madre la Santina en este año Jubilar que nos brinda la oportunidad de la cercanía de Dios.

  Dejémosno acompañar por nuestras comunidades eclesiales de referencia donde se escucha la Palabra de Dios y se celebra la fiesta de su presencia en la Eucaristía.

  Dejémonos acompañar y ... podremos acompañar a nuestros alumnos, sus familias, los compañeros y a todos aquellos que nos esperan y necesitan.

MENSAJE DEL SANTO PADRE
FRANCISCO
PARA LA CELEBRACIÓN DE LA 
51 JORNADA MUNDIAL DE LA PAZ

1 DE ENERO DE 2018

Migrantes y refugiados:

hombres y mujeres que buscan la paz